¡Feliz 2019!

Ahora que, en pocas horas, nos disponemos a comenzar un nuevo año, como de costumbre, echamos la vista atrás para ver qué nos ha dejado el año que hoy se nos va.

Quizás, la imagen más reconfortante de 2018 ha sido la del Redentor del Mundo y la Virgen Mediadora en el interior de nuestro renovado templo. El Señor estrenó su capilla, pues desde su bendición no había habitado el interior de nuestra sede canónica. En Cuaresma se produjo su primer besamano en el presbiterio de la iglesia y en la semana de Cristo Rey se llevó a cabo su primer quinario con aparato de culto efímero en el altar mayor. Resultó imponente contemplar a nuestro Nazareno Redentor del Mundo en el altar de cultos.

En este sentido, pudimos también disfrutar de un nuevo triduo de nuestra Mediadora en el que había sido su habitual espacio y estilo de celebración de cultos desde hacía años. Algunos de nuestros jóvenes no habían tenido la oportunidad de contemplar in situ dicha estampa y quedaron asombrados por la monumentalidad del aparato cultual.

Tratando aspectos más funcionales, vivimos un nuevo proceso electoral en el que N.H.D. Salvador De Los Reyes Rueda fue elegido como hermano mayor para el período 2018-2022. Vuelve a ocupar el principal puesto de dirección de la hermandad, esta vez como cofradía agrupada, para afrontar una serie de retos entre los que destaca sobremanera la construcción de la casa de hermandad.

Del mismo modo, quedó finalizado en el tiempo pero no en la memoria, el mandato de dos juntas de gobierno encabezadas por N.H.D. Pedro González Morales, el cual capitaneó la corporación hacia buen puerto logrando grandes hitos como la llegada del Redentor del Mundo y nuestro ingreso en la Agrupación de Cofradías, lo que nos hizo llegar por primera vez hasta el centro de la ciudad y postrarnos ante el Santísimo en la catedral.

En 2019, si el Señor así lo quiere, veremos a nuestra Madre Mediadora lucir una nueva saya promovida por un grupo de hermanos, bajo diseño de Salvador De Los Reyes, la cual está siendo bordada por Juan Francisco López Rueda. Será el principal estreno patrimonial del que seremos testigos y en el cual tenemos puesta mucha ilusión.

En lo que respecta a nuestra Estación de Penitencia, este año transitaremos por el nuevo recorrido oficial aprobado por la Agrupación de Cofradías, con lo que todo ello conlleva. Nuestra estancia en la calle será un poco más prolongada tanto en el espacio como en el tiempo, pero ganaremos entornos novedosos que de seguro harán disfrutar a Málaga de nuevas estampas cofrades de nuestra hermandad.

Afrontamos esta nueva etapa procesional con cautela pero con ilusión y estamos seguros de que los cambios serán para mejor y que el balance final que arrojará este Miércoles Santo será positivo.

Demos gracias al Redentor del Mundo y a la Santísima Virgen Mediadora de la Salvación por los frutos obtenidos en este 2018, y pidámosle a Ellos que 2019 sea fructífero para nuestra hermandad, para nosotros y para nuestros seres queridos. Continuemos construyendo el Reino de Dios, en amor, paz y verdad.
Ver más noticias