Decreto del Obispo de Málaga suspendiendo las procesiones de Semana Santa y cualquier tipo de culto externo

El obispo de Málaga, D. Jesús Catalá, ha hecho público el decreto suspendiendo los actos de culto externo y todas las celebraciones que hagan uso de la vía pública, debido a las circunstancias provocadas por la pandemia:

Teniendo en cuenta las actuales circunstancias extraordinarias en las que nos encontramos con motivo de la pandemia del “coronavirus” y la previsión de persistencia de la enfermedad, y en consecuencia la necesidad de seguir evitando actos que supongan la concentración y movilidad de grandes grupos de personas; con el ánimo de seguir evitando la  propagación y por tanto contribuir a la erradicación de la pandemia, de conformidad con lo preceptuado en el canon 381§1 del Código de Derecho Canónico, en uso de mi potestad ordinaria

DECRETO

1.- Se dispone la suspensión sine die de todos los actos que tengan carácter de culto externo y todas las celebraciones en las que se haga uso de la vía pública. En su lugar, y particularmente en lo referente a procesiones, estaciones de penitencia y romerías, cada párroco o director espiritual, en colaboración con las asociaciones de fieles, cofradías y hermandades afectadas, organizará la oración o celebración más oportuna para ese momento, de acuerdo a las orientaciones que la Delegación de Hermandades y Cofradías proponga. 

2.- Asimismo cada director espiritual o párroco, en su caso, velará para que los cultos y demás actos de piedad y devoción que se celebren en los templos, capillas u oratorios se realicen con absoluto respeto a la normativa que regule estos actos vigentes en cada momento.

3.- Se autoriza a cada Junta de Gobierno de las Cofradías de Pasión afectadas, para que, de acuerdo con el párroco o director espiritual de la misma, desde el Domingo de Ramos al Domingo de Resurrección, ambos inclusive, puedan acordar con referencia a sus Sagrados Titulares o bien permanecer en sus capillas o ser desplazados de forma privada y reservada a su casa hermandad o sede social respectiva, para su veneración, siempre y cuando la normativa vigente lo permita en ese momento. Ese desplazamiento no podrá realizarse en andas, ni tronos de traslado.

La Junta de Gobierno de la Hermandad o Cofradía cumplirá estrictamente las normas estatales y autonómicas que regulen estos actos, debiendo proveer lo necesario para su correcto desarrollo. 

4.- Las Hermandades y Cofradías podrán convocar y celebrar cabildos ordinarios, extraordinarios y de elecciones, siempre y cuando lo permitan y se respeten todas las normas estatales o autonómicas que regulen estos actos y que estén vigentes en cada momento.

 5.- Suspendidas las procesiones y demás actos públicos de piedad de la Semana Santa, se exhorta a todas las asociaciones de fieles y a los fieles en su conjunto a vivir con especial devoción las celebraciones litúrgicas de la Semana Santa en sus parroquias respectivas, especialmente las del Triduo Sacro. 

Seguimos pidiendo al Señor por todos los afectados y para que aleje de nosotros esta grave enfermedad.

+ Jesús E. Catalá Ibáñez, Obispo de Málaga

Los Reyes Magos dejaron regalos en nuestra parroquia

👑👑👑 El 6 de enero, los Reyes Magos dejaron en nuestra parroquia de la Encarnación unos regalos para los niños y niñas de nuestros barrios que atiende Cáritas parroquial

Nuestra Hermandad hizo entrega de dichos presentes y nuestro Hermano Mayor leyó la carta que Sus Majestades dejaron a los más pequeños. 

También nuestro párroco D. Santiago Correa dirigió a los niños y a sus familias unas emotivas palabras sobre el significado de la fiesta de los reyes magos y posteriormente nos bendijo a todos para que el Señor nos proteja.

Muchas gracias a todos los que habéis colaborado con Sus Majestades en nuestra campaña de recogida de juguetes "Ayuda a los Reyes Magos" y que habéis hecho posible este acto tan entrañable que nos recuerda las palabras de nuestro Redentor: "Si no se hacen como niños, no entrarán en el Reino de los cielos"





Feliz 2021

Queridos hermanos, un año se nos marcha ya pero, sin duda alguna, no un año cualquiera. Quizás hayamos repetido esta frase algún otro 31 de diciembre. Seguramente la hayamos utilizado la primera vez que nuestra Mediadora salió bajo palio o cuando llegó a nuestras vidas el Redentor del Mundo o en nuestra primera estación de penitencia a la catedral.

Pero este 2020 no ha sido un año más por algo más importante: la pérdida de vidas humanas. De todos es sabido lo ocurrido en estos meses y de lo duro que ha resultado cambiar nuestros hábitos y costumbres. De lo duro de perder negocios, empleos y parte de nuestro estado del bienestar. Pero es la pérdida de la vida de las personas lo que más fuertemente nos castiga como seres frágiles que somos.

La salud, eje principal de nuestra vida terrena, se ha visto amenazada por algo invisible que ataca a nuestra rutina cotidiana, a nuestra tranquilidad y a nuestra forma de relacionarnos. 

Pero nosotros los cristianos tenemos otro eje fundamental que hace que nuestra existencia tenga un sentido diferente: es la Fe. Esa Fe, que nos hace tener la esperanza y la seguridad de que la vida tiene un sentido más allá de lo material, no puede ser amenazada por ningún virus. Solo la amenazamos nosotros mismos si la dejamos a un lado en nuestras vidas.

Ahora, más que nunca, hemos de fortalecer nuestra Fe. Y nosotros tenemos las herramientas para aumentarla y para que sea cada día más verdadera y fecunda.

Tenemos la Eucaristía que nos alimenta con el Señor en verdadera presencia y que nos revitaliza día a día. Tenemos la oración que nos acerca a Dios y nos une a Él de forma privada e íntima. Tenemos la Iglesia que nos da el cobijo necesario para encontrar en la casa de Dios el lugar propicio para encontrarnos con Él a través de los sacramentos.

Y nosotros, cofrades, tenemos un vehículo más para acrecentar nuestra Fe: nuestra Hermandad.

Desde la Hermandad de la Mediadora siempre hemos tenido claro lo que es y para qué sirve una hermandad. Es posible que haya personas que piensen que una cofradía es el medio para llegar a un fin llamado procesión. Se equivocan.

Las hermandades son una de las formas que tiene la Iglesia para dar respuesta a la necesidad de las personas de vivir la Fe en comunidad. Y en esta forma concreta de reunirnos vivimos nuestra vida cristiana a través de tres pilares: culto, caridad y formación.

No podemos ser hipócritas y decir ahora que las procesiones no son importantes o que nos da igual que no se celebren. El culto público es una seña de identidad importantísima en las hermandades de Andalucía y de España en general y, sin duda alguna, es la parte más llamativa y atractiva de nuestras corporaciones.

Pero no son el fin último por el que existimos corporativamente. Y si la situación sanitaria no aconseja la celebración de las mismas, hemos de pensar en que el patrimonio más importante que tenemos es nuestra vida. Tengamos paciencia y aprovechemos esta dificultad para valorar los otros aspectos que jamás debemos olvidar: 

Intensifiquemos nuestra presencia en los cultos internos, los cuales recorren el año completo para acercarnos periódicamente a nuestros titulares.

Fortalezcamos nuestra formación cristiana gracias a los medios que ponemos a disposición de todos, para que nunca dejemos de crecer en el conocimiento de Dios y de su Iglesia.

Seamos constantes y comprometidos en la caridad con los que más lo necesitan, pues la fortuna material no siempre llega a todos y tenemos muy cerca a personas que lo pasan mal.

Tengamos ilusión en ver al Redentor del Mundo y a nuestra Madre Mediadora de la Salvación de nuevo por las calles de Málaga. Y que esa ilusión nos haga vivir nuestra Hermandad de forma auténtica y verdadera.

Feliz 2021. 

Feliz Navidad y próspero año de 2021


Feliz y Santa Navidad a todos y próspero año de 2021,
que la llegada del Redentor bendiga a nuestras familias y 
nos dé esperanza y fuerza para, en estos momentos tan difíciles,
abrazar la cruz de cada día, 
sabiendo que tenemos en la Virgen María a nuestra Madre y Mediadora.

Jesús Nazareno Redentor del Mundo, ¡protégenos Señor!
Santa María Mediadora de la Salvación, ¡cuídanos!

"Ayuda a los Reyes Magos": campaña de recogida de juguetes nuevos

Ponemos este año en marcha también la Campaña "Ayuda a los Reyes Magos" de recogida de juguetes nuevos a beneficio de los niños, niñas y adolescentes, entre 0 y 15 años, de las familias que atiende Caritas de nuestra parroquia de la Encarnación

Hasta el próximo 4 de enero de 2021 podéis colaborar con esta iniciativa de las siguientes maneras:

A través de donaciones por transferencia bancaria al número de cuenta
  ES71 2103 0193 1600 3001 2313, indicando como concepto “Campaña de Reyes”.

Apadrinando a uno de los niños y niñas mediante la donación de sus regalos. 
Para más información contacta con nosotros a través del correo electrónico correo@hermandadmediadora.es o en el teléfono 605 143 357.